lunes, 1 de junio de 2009

Fluir como el agua

Sé como el agua, transparente y cristalina, crística (pura, libre de los condicionamientos contaminantes de la percepción y moral dualistas), que se adapta plenamente a todo lo que encuentra a su paso, desplazándose fluida-mente a través de ello -carente de avidez o repulsión-, bendiciendo todo lo que toca, cual agua bendita de Amor Puro y Divino, y llevando consigo las quintaesencias de todo lo que contacta, enriqueciéndose con ello y adquiriendo un divino sabor. Así, que tus aguas fluyan puras y mansas, para que siempre puedas ver el Sustrato que las sostiene, el Cauce Celestial inmutable, el Fondo Divino que eres tú, y por el Cual tus aguas pueden fluir.

Sólo cuando las aguas agitadas del mar de la mente se aquietan, se puede ver el fondo, el sustrato inmutable que la sostiene y por el cual existe como mar. Cuando en silencio conectas con ese sustrato, se disipan las dudas, las preocupaciones y los pesares, desvaneciéndose así el tiempo y quedando sólamente el eterno ahora; y descansas en esa paz, siendo esa paz. Y al volver a la actividad habitual te puedes dar cuenta de que esa paz siempre estará allí, y que siempre estuvo ahí. Porque esa paz eres tú.

Haver

caida de agua los tercios Pictures, Images and Photos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada