sábado, 11 de julio de 2009

Yo, el Tao

Universe Pictures, Images and Photos

El Tao es todo. No hay diferencias en el Tao. No hay otra cosa que el Tao.
Carezco de preferencias; declino hacer distinciones. Por ello camino en la paz del Tao y manifiesto Su pureza.

Sigo el curso del Tao, fluyo con el discurrir de las cosas. Ninguna es mejor o peor que otra, y a todas recibo y despido en paz. No hay nada mejor que lo que sucede. De tal modo me acompaso con el Tao y Él se expresa en mí a plenitud. La dicha entonces es presente. Somos Uno.

Todo es Bien, más allá de los juicios de los pares de opuestos, que son ilusiones de la mente. El Tao es infinito y por eso está más allá de cualquier concepto o definición. Ninguno puede aplicársele; y no hay nada distinto del Tao a lo que puedan aplicarse.

No tengo planes, propósitos ni pretensiones. Porque estoy vacío, el Tao me llena; porque mi mente (no-mente) es clara y serena, Lo veo; porque soy todo silencio, Lo oigo; porque nada ansío, todo lo tengo; porque no albergo expectativas, estoy contento; porque no me resisto, todo sigue su camino; y yo sigo al Tao, simplemente flotando en sus aguas.

¿A quién afectan las cosas, si no hay afectación ni sujeto que se afecte? El Tao ha tomado lugar, me he integrado en Su Consciencia y ha devenido el orden en todo. Mi pequeño yo mental se desintegró cual espejismo, y me expandí infinitamente en el Tao. Soy el Tao expresado en la materia.

Salí de la jaula ilusoria de mi pequeño yo-mente. Porque abrí la represa de Mi yo-mente, Mis aguas fluyeron y me lavaron por completo. Ya no hay dos, sino uno: el Tao.


Haver

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada